Seleccionar página

DALE ESPACIO A TUS NECESIDADES

Tu persona es lo más importante: aprende a defender tu espacio personal y date los descansos que necesites para enfrentar con más fuerza tu día.

Sé honesto con lo que necesitas o requieres en el momento, date congruencia, valídate. Si no quieres hacer algo, no lo hagas, date un break para continuar.

VIVE UN DÍA A LA VEZ

Preocúpate por centrarte en tu día a día y ve cumpliendo con las prioridades. No pasa nada si no logras completar todo en un día, no es una carrera.

Ve un día a la vezno te apresures ni te llenes de compromisos o de responsabilidades.

Date espacio y tiempo para conocerte a ti mismo/a, para aprender a identificar cómo estás, que te hace enojar, que te pone triste, que te frustra etc.

ENCUENTRA ESPACIOS DE DIÁLOGO

Al empezar a sentir estrés, ansiedad, enojo, todo ese tipo de situaciones se tienen que hablar.

Evitar o reprimir tus emociones puede traer consigo consecuencias negativas, por lo que es sumamente necesario el tener espacios para expresarlas libremente.

Comienza a hablar con algún amigo, compañero o familiar y entender que esta es una situación que no tiene fecha de caducidad.

 

¡ACTÍVATE!

Algo que impacta mucho en el bienestar físico es el ejercicio, aunque no todos son muy afines a realizarlo.

Sin embargo, no es necesario un gran esfuerzo para mantenerte activo.

Empezar a generar movimiento, a no quedarnos sentados en la computadora.

También sugiere que esto puede aprovecharse como una oportunidad para conectarte con los demás a través de la competitividad para alcanzar metas.

Es muy importante mantener tu cuerpo activo, ya que tu estado físico también influenciará en tu estado emocional y mental.

NO SEAS TAN SEVERO CONTIGO MISMO

No seas tan severo contigo mismo, aprende a hablarte con amor, a estar en armoníano seas juez de tu propia vida.

Valora tus méritos y logros, felicítate , date una recompensa, apláudete todo lo que logras”

Si de pronto tienes duda, escribe una lista de todo lo que lograste en una semana y te darás cuenta de que avanzaste muchísimo.

NO PUEDES, NI NECESITAS CONTROLAR TODO

Siempre hay factores que están fuera de tu alcance, y debes aprender a soltarlosCéntrate en lo que sí está en tus manos. 

Ten presente que no tienes que liderar todo, ni abarcarlo todo.